Nuestro TOP para Nintendo 64 Classic Mini

Nintendo es una compañía veterana en el mundo de los videojuegos. Ha tenido épocas buenas y épocas malas. Ahora estamos en la era “Switch”, cuyo inicio ha sido muy bueno y parece que Nintendo ha vuelto más fuerte que nunca. No obstante, a veces es necesario un empuje secundario, utilizando los mejores pilares que ha tenido Nintendo: su pasado.

La nueva apuesta por la gama Classic Mini va a pegar fuerte

Nintendo 64

Nintendo 64

La Nintendo 64 fue una consola que nació tras romper relación con Sony para crear una consola única, con el miedo de que Sony por su cuenta dominara el mercado de los videojuegos. Tras algunas decisiones no muy acertadas, la Nintendo 64 fue una consola especial, que si de algo puede presumir tras 20 años de vida es de un sentimiento muy fuerte de nostalgia y de un catálogo único. Aquellos que la vivimos la recordamos así, los 90 fue una buena década para todos 🙂

El inicio de la gama Classic Mini por tanto utiliza éste sentimiento como principal venta, ya que la máquina en sí no tiene valor tecnológico. Y de momento está siendo un completo ÉXITO. No nos imaginamos el éxito real que puede tener la tercera entrega de esta gama. Lo que no podemos dejar de preguntarnos es qué juegos traerá esta consola cuando salga el año que viene.

Nuestro deseo por tanto se basa en los siguientes variados títulos, aunque si pudiéramos meteríamos muchos más:

10. Jet Force Gemini

Juno, Vela y Floyd, personajes de Jet Force Gemini

Juno, Vela y Floyd, personajes de Jet Force Gemini

Nuestro top comienza con la apuesta de Rare por juntar su experiencia con shooters, esta vez trasladado a una vista en tercera persona (más cercana en modo de batalla), y con una aventura gráfica ambientada en una galaxia futurista.

Es un juego que si lo analizas desde un punto de vista crítico, es super completo: tiene un modo historia que entretiene y tiene su duración, muchas fases y diferentes personajes y habilidades. Tiene zonas secretas secundarias. Tiene modo cooperativo: puedes realizar el modo historia con otro amigo de manera simultánea. Puesto que es de Rare, tiene escondido en el juego huevos de pascua que recuerdan a trabajos como Diddy Kong Racing. Por otro lado, el arsenal de armas recuerda que son expertos en shooters, como no podría faltar un modo multijugador a modo de Goldeneye.

La gente de Rare es muy particular, y en su aventura no se quedaron con las ganas de haber incluido algo: es uno de los juegos de Nintendo 64 que tiene salida de sonido compatible con Dolby Surround, y permite que la salida de video se haga en 16:9 real, cosa que para la época era puntera. Todo para disfrutar de su sonido que es ESPECTACULAR (sangre de los enemigos incluida). Sin duda, fue una de sus últimas demostraciones de que son los reyes, con el permiso de Goldeneye y su homónimo Perfect Dark.

No terminar sin antes decir que Rare no se cortó un pelo, y si ahora lo analizamos, el juego tiene serios toques adultos, como que la protagonista Vela lleva la falda más corta que hayáis visto nunca. Recuerdo jugar a este juego con 9 años jaja, algo sin duda de la mano de la picaresca.

9. Mario Party 3

Mario Party 3

Mario Party 3

La saga de Mario Party fue iniciada en Nintendo 64 como nuevo entretenimiento multijugador: la experiencia definitiva. No necesitaba más que ampliar sus minjuegos al máximo y mejorar funcionamiento del juego para ser un juego top para tardes con los amigos. Como juego está bien, pero no vendió mucho porque tuvo serios rivales multijugador. De hecho, ahora es uno de los juegos más cotizados del catálogo de Nintendo 64.

8. Star Wars Episode 1 Racer

Anakin Skywalker y Sebulba en la carrera de vainas en Tatooine

Anakin Skywalker y Sebulba en la carrera de vainas en Tatooine

Merece su lugar en este top porque fue el juego de carreras más vendido de Nintendo 64 después de Mario Kart 64 y Diddy Kong Racing. Hubo varios juegos de Star Wars aprovechando la capacidad de la consola y surgieron juegos como Rogue Squadron, donde manejábamos las naves de los rebeldes en la época del imperio galáctico de Star Wars.

Este juego fue uno de los pocos de Nintendo 64 que aprovechaba el Expansion Pak. En la época de Star Wars, cuando volvió a la gran pantalla a final del siglo XX, concretamente en 1999, el boom de los videojuegos de Star Wars tuvo nuevo alimento, y en cada casa decidieron por hacer juegos de diferente temática: en PlayStation se decantaron por revivir el episodio 1 de Star Wars desde el punto de vista de los Jedi. En Nintendo 64 se decidió por centrarlo en las carreras de vainas de la película. Surgió un juego de carreras muy rápidas, con un nivel de dificultad bastante serio a medida que avanzabas en las carreras, y con una serie de pistas interesante y variada. Es un juego bastante redondo que pasó un poco desapercibido para lo que realmente era, aunque fue importante: hasta se vendió un pack con la consola. No todos los juegos pueden presumir de tal honor.

7. F-Zero X

Personajes principales de F-Zero X

Personajes principales de F-Zero X

Vamos entrando en el top, y encontramos algo que puede no parecer de Nintendo. En Japón, las carreras son especialmente gusto de la gente, aunque parezca que no. Nintendo quiso tener su propia base de competición, y lo consiguió como muchas cosas que se propone. La maravillosa Super Nintendo fue la que estrenó la saga, con un juego muy bueno, técnico pero a la vez divertido y al final sencillo de manejar, que aprovechaba toda la potencia de Super NIntendo de la época.

El salto a Nintendo 64 tenemos que decir que fue mera transición. Fue un juego muy bueno, muy técnico, donde existen jugadores auténticamente buenos, si buscas videos en Internet podrás disfrutar de su pilotaje. Pero este juego fue la transición al que fue el órdago de F-Zero en GameCube, el mejor juego de carreras de la historia, con la consola más seria de Nintendo hasta la fecha. Indagaremos en ello en próximos capítulos. De cualquier manera, F-Zero es como una religión en el mundo Nintendo.

6. Super Smash Bros

Super Smash Bros Intro

Super Smash Bros Intro

En el año 1999, Nintendo ya había sufrido lo suyo y estaba a la mitad de su vida con la Nintendo 64. Estaba ya preparado, y fue el momento de crear un nuevo pilar en la historia de Nintendo: un pilar nuevo, atractivo y que sucedería a toda una generación. Llegó el turno del juego de lucha de Nintendo. Fue un completo éxito, aunque el auge máximo llegó con la versión de GameCube. Digamos que éste Smash Bros preparó el terreno para lo que se avecinaba. Merece que sea jugado y recordado sin duda. En algunos momentos de partida a 4 jugadores con objetos en pantalla, la Nintendo 64 se ponía a máxima potencia, y eso se notaba en los frames. El movimiento Smash Bros ha sido tan importante que hasta le ha quitado protagonismo a Mario Kart en ciertos momentos.

5. Diddy Kong Racing

Diddy Kong Racing

Diddy Kong Racing

Este es uno de esos casos, en primer lugar, que en principio pueden pasar desapercibidos, pero por otro lado son un completo peligro. Uno de los problemas que tuvo Nintendo 64 es que los desarrolladores, en sus pruebas de desarrollo, se dieron cuenta de la capacidad mínima de los cartuchos, lo cual restringía la programación hasta límites casi críticos. Esto lo que hizo fue básicamente que casi nadie apostara por la consola, y Nintendo perdió muchas desarrolladores, quedándose sin third parties. Una de las compañías que permaneció a su lado fue la grandiosa Rare. Puesto que no había muchas más, Rare tuvo un gran papel, alcanzando una verdadera rivalidad dentro de la propia casa de Nintendo. Este juego es un ejemplo de ello.

Diddy Kong Racing lo tenía TODO para triunfar. En cuanto llegó al mercado, se pensaba que lo tenía complicado con Mario Kart, pero por otro lado, al verlo funcionar, es de estas cosas que piensas: es mejor. Tiene todo lo que Mario Kart no tiene: modo historia, variedad de vehículos y de pistas, condiciones climatológicas, y el resto es lo mismo pero mejorado o diferente. Les salió bien la jugada y es un juego además que es complicado: perderás la paciencia porque, dentro de su apariencia infantil (una vez más Nintendo dando su punto de seriedad) es un juego técnico que para ser el mejor tendrás que machacar el mando de las tres barras.

Sin duda, pensamos que Rare tenía la clave para hacer, a nivel de código, lo que quisiera con una Nintendo 64.

4. Mario Kart 64

Mario Kart 64

Mario Kart 64

Esta siendo bastante complicado, por ello debemos ser lo más realistas posibles, analizando al detalle para sacar un buen top. Si algo tuvo la Nintendo 64 fue el momento de estrenar tecnología, y así lo hizo con las 3 dimensiones. Mario Kart había tenido su gran estreno en Super Nintendo y había sido un éxito, pero era el momento (que seguro tenían pensado) de dar una buena dosis de seriedad, porque a medida que vamos avanzando en el top, no se si os dais cuenta de que Nintendo 64 fue una consola seria. Sus juegos son Nintendo, pero todos tienen la firmeza de ser juegos para ser disfrutados, una característica que en nuestra opinión define a Nintendo como compañía.

Hay muchos debates abiertos comentando que este Mario Kart es el mejor de todos los tiempos. Clásico uso de las carreras pero con todo lo que debería ser. A partir de la hibridación que sufrió Mario Kart en GameCube y sucesivas máquinas, en parte ya nunca serán como el de los 64 bits.

POLE

3. Goldeneye 007

Goldeneye

Goldeneye

Mucha gente sigue pensando y siempre pensará que Nintendo es una compañía de videojuegos centrada principalmente en el público más infantil y menos adulto, como podría ser el caso de Sony y Microsoft. Bueno, es probable. Pero Nintendo sabe que si algo es bueno de verdad, también debe centrarse en un público diferente. En este caso, Goldeneye fue un juego que no sólo ambientaba la primera película de Pierce Brosnan como James Bond. Es un shooter con una calidad excepcional. El mando de Nintendo 64 le vino especialmente bien al tener el botón Z en la parte de abajo a modo de gatillo. Nunca tendrás una experiencia similiar ni a día de hoy. El modo multijugador es sin duda otro de sus pilares principales.

Mucha gente que no ha jugado a este juego y ha jugado sólo a shooters actuales, debería probarlo. Es un ejemplo más de intenciones que fueron plasmados en Nintendo 64, y como veis, vamos enlazando uno tras otro. La implantación de la historia y el modo de juego esta muy bien hecho, con las diferentes misiones a cumplir y la dificultad. Además, es un juego que en ciertos momentos va empecialmente fluido en la Nintendo 64, es una auténtica maravilla, gran culpa la tiene la compañía Rare, que hizo mucho por la Nintendo 64.

2. Super Mario 64

Mario y Bowser a finales de los 90

Mario y Bowser a finales de los 90

La verdad es que este top está lleno de pura calidad y nostalgia. El videojuego que estrenó la Nintendo 64 fue acorde a la personalidad de la consola: nuevos gráficos en 3D que querían demostrar la potencia de la nueva máquina de 64 bits. Un Super Mario que nada tenía que ver con los anteriores plataformas que habían hecho estragos en los 80 y principios de los 90. Lejos quedaban ya las aventuras en planos 2D de Super Mario, que ojo, siguen siendo increíbles, pero el salto al mundo del castillo de la princesa Peach en 3 dimensiones eran palabras mayores.

Yo fui de los afortunados en tener hace 20 años allá por un 6 de enero de 1997 el pack “Mario Pak” el cual traía la Nintendo 64 negra con un mando gris y el juego. La primera impresión al ver los jardines del castillo con ese control y el sonido (que era bastante bueno el chip de sonido de la Nintendo 64) alucinaba en mil colores. Os digo lo mismo que con Ocarina of Time: merece que juguéis este juego como sea, sin importar de donde venís o a donde vais, jugarlo con la mente en blanco.

1. Ocarina of Time

Link y Sheik

Link y Sheik

Qué decir de uno de los mejores videojuegos de toda la historia. Es posible que tenga relación con su máquina, que también ha sido una de las mejores de la historia, aunque en su época lo tuvo bastante difícil. La máquina que salió del conflicto entre Nintendo y Sony. A veces de la peor y más dura situación sale lo mejor. Y éste videojuego es probablemente una declaración de intenciones. Otro de los problemas de Nintendo 64 era la capacidad de los cartuchos. Con este juego no les quedó más remedio que meterle más memoria física porque sino era completamente imposible hacer lo que querían. Y así fue. Si coges el cartucho de Ocarina of Time y lo comparas con casi cualquier otro juego de la consola, notarás que pesa considerablemente más (esto es verídico). Hay pocos juegos que le igualen en peso (nunca mejor dicho).

Ocarina of Time es una obra maestra. La historia es una obra maestra. La jugabilidad. La banda sonora. Los personajes. La historia. Es complicado hacerle frente y hacerlo mejor. Teneis que jugarlo. Ya sea en Nintendo 64 (nunca nada mejor que lo original), en GameCube que sacaron la edición adaptada coleccionista, en consola virtual, en Nintendo 3DS con su versión adaptada, o en emulador incluso como último recurso. No tiene mayor explicación. Olvida que es Nintendo, olvida que es Zelda. Empieza el juego y déjate llevar. Es un juego que te hará llorar de calidad, confirmado.

Finalmente, su continuación teórica fue Majora’s Mask: fue un juego donde apretaron aquello que le faltó a Ocarina of Time, aunque sinceramente fue más para asentar el terreno de Zelda finalmente en Nintendo 64, porque Ocarina of Time no tiene ninguna falta de nada. Majora’s Mask mejoró la fluidez del juego, mejoró el inventario y jugabilidad a base de más misiones y objetos, y trajo traducciones completas al castellano, que en esa época aún había juegos sin traducir, al menos en Nintendo.

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: